Comida mexicana·Dulces·Dulces mexicanos

Jericallas de almendra…. un postre mexicano

 
Jericalla
Jericalla

La Jericalla es un postre típico mexicano está hecho a base de leche, huevos, vainilla, canela y azúcar. La jericalla tiene origen en la ciudad de Guadalajara creado en las cocinas del Hospicio Cabaña en el siglo XIX fundado por el Obispo Ruiz Cabañas.

Una monja la cual era la encargada de la cocina, pensó en crear un alimento alto en proteínas, pero que a la vez fuera muy rico y atractivo para que los niños quisieran comerlo y a si con las propiedades de dicho alimento poder ayudar al estado de estos niños.
Así fue como elaboró un postre a base de huevo con su alto valor proteínico,la leche rica en calcio y azúcar para aportar energía, le dio un toque con canela en vara y un poco de vainilla y lo horneó, pero por un descuido de ella el postre que había metido a hornear fue olvidado y este al momento de sacarlo estaba quemado de la parte superior, la monja sin decepcionarse de su creación decidió probarlo y cual va siendo su sorpresa que el sabor de la corteza quemada del postre le daba un sabor único y especial a su creación.
 
Jericalla
Jericalla
 
Fue tanta la aceptación entre los niños y las monjas del orfanato que poco a poco se fue extendiendo su popularidad en las colonias de Guadalajara hasta llegar a nuestros días.
 
Cuentan que el postre lleva el nombre de la región natal de una de las madres, Jérica, y en honor a ella se llamaron jericallas.
Este tradicional postre de la cocina mexicana también se puede preparar con nueces, piñones o almendras.
 
 Ingredientes
 
100 g de almendras
2 tazas de leche
1 varita de canela
6 cucharadas de azúcar
4 yemas
canela en polvo
 
Remojar las almendras en agua caliente luego en fria y quitarles la cáscara.
 
Hervir la leche con la varita de canela y 4 cucharadas de azúcar. las almendras se cuelan y se guarda media taza del agua en que se remojaron. Molerlas en el procesador o licuadora y agregarles el resto del azúcar y el agua suficiente para formar una pasta suave.
Se retira del fuego la leche y se revuelve para evitar quese forme la nata. Luego agregar la pasta de almendra y se deja enfriar ligeramente. Se agregan las yemas una a una, y , cuando esté todo bien mezclado, se vierte la preparación en refractarios individuales.
Los refractarios se ponen a baño maría en el horno previamente precalentado a 180º , durante 50- 60 minutos, o hasta que la jericalla esté cuajada. Para comprobarlo, meter un palillo, quedebe salir limpio.
 
Se sirve en los mismos refractarios, espolvoreada con canela en polvo.
 
Jericalla
Jericalla
 
Espero que los disfruten
 
Jericalla
Jericalla
 
Nos vemos en la próxima
 
Besos
Alicia
 
 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s