Comida mexicana·Dulces·Dulces mexicanos

Los camotes de Puebla

Camotes
Camotes

El dulce de camote es representativo de la gente de Puebla, un dulce típico que se encuentra en todo el estado y en cualquier esquina, la palabra camote viene del náhuatl “Camohtli”, este es un tubérculo parecido a una papa pero ligeramente dulce, se cultiva desde hace más de 8000 años en el continente americano. Este se cocina con azúcar, esencia de limón o naranja,  se envuelven en  papel encerado, y se ponen en cajitas pequeñas para su venta. En cuanto a la historia del dulce en Puebla existen varias versiones que apuntan al siglo XVII.

Camotes
Camotes

Una de ellas, la leyenda camotera:

En la Puebla virreinal los conventos formaban parte activa de la sociedad; pero sobre todo en las grandes cocinas conventuales al convertirse en verdaderas fábricas dulceras.

Son tiempos en que las monjas deben ser dinámicas, creativas y por supuesto preparar grandes manjares; sobre todo si van a tener una visita importante o si serán las anfitrionas de una celebración.

En los conventos de Santa Clara, Santa Mónica, Santa Rosa y Santa Teresa, practicante se competía  en ingenio y dedicación para la creación de dulces.

La leyenda de la que surgió el camote tiene lugar en el Convento de Santa Clara en las inmediaciones del siglo XVIII.

Una monja dejó un cazo con el fogón prendido,otra para jugarle una broma  puso en el cazo un camote y azúcar, lo batió hasta que se hizo una masa repugnante. Al momento de probarla, las dos monjas descubrieron que tenía un sabor agradable y de esa manera poco a poco le fueron agregando sabores.

Camotes
Camotes

Una segunda versión, cuenta que de Oaxtepec, (en el actual estado de Morelos), llegó una muchacha llamada María Guadalupe, con el fin de ordenarse en el convento de Santa Clara de Jesús. Cierto día, pensó enviarle un regalo a su padre, fue a la huerta del convento, recogió algunos camotes y los coció. Los revolvió con azúcar, raspadura de limón y lo coció todo hasta formarse una masa. La retiró de la lumbre, esperó a que se enfriara e hizo con ella dos cilindros de dos centímetros de diámetro por 15 de largo. Esperó a que se secaran, los envolvió con papel y los envió a su padre, iniciándose así una gran tradición.

La tercera versión, todas las monjitas de la época colonial, su sustento diario provenía de las donaciones que las personas acaudaladas de la época hacían a sus conventos. Sin embargo, lo que siempre existía a la mano, por lo barato de su precio, era el camote. Así que un día, un alto ministro de la iglesia católica, estaba a punto de visitar uno de esos conventos, y una novicia tuvo la genial idea de darle literalmente al visitante “camote” como postre.

Camotes
Camotes

Actualmente los conventos dejaron de ser las fabricas dulceras, y ahora nosotros los haremos  en la comodidad de nuestro hogar.

Camotes
Camotes

 

Ingredientes

1 kilo de camote blanco
1 kilo de azúcar
2 tazas de agua
3 limones, jugo y ralladura
colorantes
1 taza de azúcar glass
papel encerado
Cocer los camotes en agua. Pelarlos y pasarlos por el aplastador de papas. Disolver el azúcar en el agua y ponerla a fuego suave, en una cacerola grande. Cuando el almíbar esté a punto de bola dura, agregar los camotes, jugo y ralladura de los limones, revolviendo constantemente, hasta lograr ver el fondo de la cacerola. También se puede agregar saborizante artificial como fresa, piña, etc.
Dejar enfriar un poco y pintar la pasta de colores ( si se desea) revolviendo para que tome un color parejo. Verter la mezcla sobre una superficie plana y dejar enfriar.
Camotes
Camotes
Cuando esté fría, empezar a darle forma a los camotitos, pasarlos por el azúcar glass y envolverlos en el papel encerado.
Camotes
Camotes
Unos dulces que vale la pena probar, cada vez que uno recuerda el camote, se remonta  a este estado tan bello, por algo se dice que chula es Puebla!!!
Camotes
Camotes
Pruébenlos, no se arrepentirán!!
Camotes
Camotes
Nos vemos en la próxima
Besos
Alicia
¡Felices fiestas!
¡¡¡Viva México!!!
Anuncios
Comida mexicana·Mousse

Mousse de tejocote… un dulce diferente

Mousse de tejocote

Hola que tal?? cómo están? espero que muy bien……… Hoy les comparto esta receta que ojalá puedan hacer  les cuento había unos tejocotes  olvidados en el frutero y me veían con cara de por favor prepara algo delicioso con nosotros jajajaja, y pues me puse manos a  la obra, claro esta que no quería preparar el típico dulce de tejocote,  y tenia una revista guardada hojéandola encontre  una receta que se me antojó muchisimo hacerla así que el resultado fue un mousse.

Tanto el sabor increíble y  la textura era muy buena, les cuento que esl a primera vez que hago uno y pues para ser la única vez el resultado fue delicioso.

El tejocote es el fruto de un árbol conocido como Manzanillo, que se cosecha durante la segunda mitad del año. Es redondo, de color amarillo y  con un tamaño  entre 3 y 4 centímetros. Su nombre proviene del náhuatl texócotl, que significa fruta agria silvestre o dura, ya que crece junto a pinos y encinos.

Se utiliza en casi todos los hogares mexicanos durante las fiestas navideñas para preparar dulces y jaleas. También se puede comer al natural.

Aunque pequeña, pero esta fruta contiene altos niveles de calcio, ideal para proteger huesos,  además favorece el cerebro y la coagulación sanguínea, gracias a su alta producción de hemoglobina, por su alto contenido de hierro; contiene además Vitaminas del complejo B, vitamina C, fortaleciendo el sistema inmunológico, contribuye en la absorción de hierro y neutraliza sustancias que oxidan y destruyen a las células del organismo (radicales libres).

Protege los pulmones por su alto contenido de Vitamina C, de ahí su sabor amargo, que si se mezcla con miel, o hecho en almíbar, adquiere un sabor irresistible para jaleas y ates.

mousse de tejocote

El tejocote por su tamaño, suele deshuesarse para los niños pequeños y darles solo la pulpa, que ayuda a sus defensas en el frío invierno, además de sazonar el delicioso ponche que tanto gusta en las temporadas decembrinas mexicanas. Pero no sólo en este país se puede conseguir, también el tejocote se exporta a otros lugares del mundo, donde es apreciado por su sabor y nutrición.

Pero el fruto no es lo único útil del tejocote, pues los aztecas y purépechas, utilizaban sus hojas y raíz para tratar problemas digestivos y expulsar parásitos intestinales. Sus hojas amargas, ayudan al tratamiento de infección en la orina y controlan la presión arterial elevada.

mousse de tejocote

México es el principal productor de Tejocote, y los estados donde hay una mayor producción son Durango (norte de México), Jalisco y Michoacán (occidente), y Guerrero y Oaxaca (sur).

Después de este pequeño breviario cultural pasamos a la receta….

Ingredientes

2 cucharadas de grenetina

2 1/2 taza de agua

300 gr de tejocotes

1 1/4 de taza de azúcar

1 raja de canela

1/2 taza de juego de mandarina

100 gr de queso crema a temperatura ambiente

1/4 de taza de azúcar glass, impalpable

3 claras

Espolvorear la grentina en 1/4 de taza de agua, dejar que se hidrate y disolver a bañomaría o en  microhondas.

Calentar dos tazas de agua, añadir los tejocotes, dejar por 5 minutos o hasta que la piel este suave y se desprenda fácilmente, pelarlos, cortarlos y retirar las semillas.

Aparte en una olla hervir los tejocotes cortados, un cuarto de taza de azúcar y la canela, uan vez que estén suaves, retirarlos del fuego y enfriar. Licuarlos con el jugo de mandarina y un poco del almibar donde se cocieron.

En otro recipiente poner 1/4 de agua de taza de agua y una taza de azúcar, calentara fuego medio hasta formar un almibar.

Batir las claras hasta que estén a punto de turrón. Poco a poco añadir en forma de hilo el almibar sin dejar de batir, en forma envolvente agregar el puré de tejocote, el queso crema, y la grenetina. Verter en un molde y refrigerar hasta que haya cuajado.

mousse de tejocote

Este postre no duró mucho en casa, se acabó en un abrir y cerrar de ojos me gustária poder volver a hacerlo, pero desafortunadamente ya no encuentro por  aquí, así que me esperaré hasta finales de año vuelvan a traer por estos lugares, pero estoy segura que en elcentro del páis  todavía podrán encontrar unos lindos tejocotes.

Ojalá que lo puedan hacer y probarlo ya que en verdad les gustará mucho.

mousse de tejocote

Que lo disfruten y nos vemos en la próxima.

Besos

Alicia

Muffins

Para despertar…… Muffins de café

Cómo están? entre tanto ajetreo que he tenido no había podido compartir la receta de estos esponjos, jugosos y deliciosos muffins de café. Mi cocina se impregnó de este delicioso aroma que en verdad daban ganas de comerlos todos ……. y así fue jajaja porque apenas si pude tomarle una fotito a estos muffins;ya que habían acabado casi con ellos.

Son muy sencillos y rápidos de preparar,  yo preparé la masa un día antes en la noche, ya temprano los hornee para desayunarlos calientitos acompañados de una buena taza de café.

Ingredientes :
1 cucharada de café soluble
1 cucharada de agua hirviendo
120 gr de mantequilla temperatura ambiente
115 gr de azúcar
1/2 cucharadita de polvo para hornear
2 cucharadas de nata agria

Preparar un molde para muffins con mantequilla ó  poner los capacillos dentro de la bandeja. Precalentar el horno a 190º C
En una taza disolver el café con la cucharada de agua caliente.
Tamizar la harina y el polvo de hornear
Poner en un traste la mantequilla, el azúcar  batir hasta que quede cremosa  y agregar uno a uno  los huevos, agregar  laharina con el polvo de hornear y batir hasta obtener una masa homogénea. Añadir el café y la nata  y mezlcarlo muy bien.
Finalmente  repartir la masa en el molde. Hornealos durante 20 minutos o hasta que hayan subido y estén dorados. Pasado estetiempo sacarlos del horno y dejarlos enfriar en una rejilla,ya frios espolverearles cocoa, azúcar impalpable o simplemente dejarlos asi de cualquier forma quedan excelentes!

Muffins de café espolvoreados con cocoa

Espero que los disfruten

besos

Alicia